Congresos de la Universitat Politècnica de València, XXV Coloquio AFUE. Palabras e imaginarios del agua.

Por defecto: 
Abd al Malik: le fluide vital du rap
Santiago Tello Collado

Última modificación: 16-03-2017

Resumen


Uno de los aspectos más llamativos, al tiempo que complejos de la música rap es lo que conocemos como flow.

Diferentes autores como Marc (2008) o Béthune (2004), sobre la estética del rap, hacen referencia a este concepto difícil de definir. Partiendo de su sentido más orgánico, en tanto que líquido en movimiento, el flow en el rap requiere estar provisto de enorme y cristalina vitalidad en el recitado de los versos, lo que le confiere uno de los aspectos más atractivos, al tiempo que complejos, en este tipo de música.

Procedente de la locución americana to rap,  entre chismorrear o darle al pico o, simplemente contar cualquier cosa, el rap song puede definirse como la dicción medio cantada y medio hablada de textos elaborados, rimados y ritmados producida sobre una base musical de mezclas de extractos de otras fuentes sonoras, denominadas samplers. Esta manifestación como tal se materializa en una performance que se lleva a cabo en la calle, surgida en los 70 en Nueva York (Lapassade et Rousselot, 1998, p.9).

El rap debe su exégesis a la música popular jamaicana, siendo el género demandado en los 70 entre la militancia negra estadounidense.

Ya casi en los 80, observamos el resultado de esta música capaz de  mezclar baile y política. No olvidemos  que, al igual que el jazz, el blues, el soul o el rhythm and blues, el rap es parte integrante del arte negro americano.

A diferencia de lo que pasó en los EEUU, el rap francés no comienza en la calle, sino que estaba dirigido o bien a los media o al show.

Abd Al Malik, uno de los raperos más líricos, sensibles y delicados en la escena francesa, imprime a sus canciones un tratamiento cristalino y personal con su particular flow.

DOI: http://dx.doi.org/10.4995/XXVColloqueAFUE.2016.3022


Texto completo: PDF