Congresos de la Universitat Politècnica de València, II Congreso Internacional de Investigación en Artes Visuales. |< real | virtual >| ANIAV2015

Por defecto: 
Grafitos, pancartas, pasquines y otros relatos iconoclastas
José Juan Martínez Ballester

Última modificación: 26-06-2015

Resumen


La segunda acepción de la entrada grafito en el diccionario de la RAE dice así:” Escrito o dibujo hecho a mano por los antiguos en los monumentos”. Ello nos revela un hecho que, visto así, resulta ser ya clásico, a saber: el arraigado interés del ser humano por intervenir en donde otros tratan de imponer su criterio: estético, político, territorial, etc. Si desde los estamentos del poder, la estatuaria forma parte de su visualización e imposición, siempre ha habido un otro trabajo consistente en apropiárselo, minorizarlo, e incluso ridiculizarlo desde los lugares más pedestres y accesibles del pueblo llano, ya sea con los mencionados grafitos, los más literaturizados pasquines, o incluso en tiempos más contemporáneos, las intervenciones artísticas sobre los propios monumentos.En contraposición al objetivo de perpetuidad, existe en la historia del arte una larga corriente de iconoclasia que, sin llegar a la destrucción de la imaginería pública establecida desde el poder con intención de perpetuarse, se desarrolla a un nivel más liviano, virtual e intencionadamente perecedero con la intención de, como poco, ponerlo en solfa.Partiendo del caso romano de las Statue Parlanti, que dieron origen a la palabra pasquín (por el nombre la más famosa de ellas: el Pasquino), realizaremos un breve recorrido hasta llegar a algunos casos de estudio más recientes y conocidos, como los Parados Pétreos de La Fiambrera Obrera o las proyecciones de Krysztof Wodiczko, así como otros quizás no tanto, relacionados en cualquier caso todos ellos con los recientes movimientos y manifestaciones populares.

http://dx.doi.org/10.4995/ANIAV.2015.1131

Texto completo: PDF