Congresos de la Universitat Politècnica de València, II Congreso Internacional de Investigación en Artes Visuales. |< real | virtual >| ANIAV2015

Por defecto: 
Troubling Research: una definición
Gerard Vilar Roca

Última modificación: 26-06-2015

Resumen


La evolución de la investigación artística en lo que va de siglo nos permite identificar una variedad de la misma que  denominaremos troubling research o investigación perturbadora. El arte turbador, perturbador y disturbador ha existido quizás desde siempre, aunque no fuera muy frecuente desde que se consolidó el moderno sistema de las bellas artes hasta su desaparición con las vanguardias del siglo XX. En el último siglo muchos artistas experimentaron con las distintas posibilidades del disturbing art, esto es, el arte que explora los contenidos, los medios y los efectos disturbadores a disposición del arte. Dadaístas, surrealistas o  accionistas fueron grandes experimentadores en este terreno. En la medida que la experimentación vanguardista y postvanguardista se ha ido convirtiendo en investigación, también algunos artistas han basado sus indagaciones artísticas prácticas en los contenidos, los medios y los efectos perturbadores disponibles según la tipología de  los proyectos.  La diferencia entre una obra turbadora surrealista y un proyecto de troubling research reside en la voluntad investigadora en un sentido fuerte y la producción de cierto tipo de conocimiento. Pondré tres ejemplos de este tipo de investigaciones. Dos del territorio de la memoria y un tercero del ámbito del bioarte. El primero es el proyecto sobre una checa en la Barcelona republicana durante la guerra civil. Es un proyecto comenzado en 2002 perteneciente a al Archivo F.X. de Pedro G. Romero. El segundo es un proyecto de la artista alemana Hito Steyerl llevado a cabo en la Universidad de  las Artes y el Diseño de la ciudad austríaca de Linz. En él Steyerl deconstruye la historia del edificio, construido por trabajadores del campo de concentración de Mauthausen, evidenciando qué hay debajo de la falsa fachada de lo que hoy es una facultad de arte. El tercero es el híbrido –o un monstruo- de humano y vegetal desarrollado por Eduardo Kac.

http://dx.doi.org/10.4995/ANIAV.2015.1137


Texto completo: PDF