Congresos de la Universitat Politècnica de València, I Congreso Internacional sobre Fotografia: Nuevas propuestas en Investigacion y Docencia de la Fotografia

Por defecto: 
Mirar a ver. Experiencias docentes en arquitectura
Iñaki Bergera

Última modificación: 03-11-2017

Resumen


En un momento dado de la película, Amélie —desbordante visualmente de su gozo de vivir— coge fuertemente del brazo a un ciego y le ayuda a cruzar y recorrer una bulliciosa calle de París describiéndole entusiastamente todo lo que observa en ese breve y a priori anodino trayecto. Amélie le regala durante un minuto sus ojos al ciego pero, paralelamente, nos enseña a mirar más allá de lo que vemos. También los arquitectos americanos Charles y Ray Eames fueron durante las décadas centrales del siglo XX un paradigma de ese aprendizaje por la mirada, de ese obsesivo pero delicado análisis visual, a través de la fotografía o el cine, del espacio que habitamos. Y como ellos, Robert Venturi, Bernard Rudofsky, Aldo Rossi o recientemente John Pawson serían un buen referente de la ineludible utilización de las herramientas visuales en el contexto productivo e investigador de la arquitectura. Si para Le Corbusier, el padre de la modernidad, los arquitectos somos “asnos, pero asnos que ven”, podemos asumir la irrenunciable necesidad de implementar de forma explícita una educación visual en el contexto de los estudios de arquitectura.

La fotografía es un herramienta pero más allá de su condición instrumental —que para el arquitecto ha suplantado al lápiz en la toma de datos y el análisis de lo que nos rodea— es potencialmente portadora de un lenguaje formal y narrativo cuya sintaxis es necesario conocer y educar. Para poder actuar de forma creativa, el alumno de arquitectura ha de saber “leer” el espacio y estructurarlo mediante la mirada. Paradójicamente, la saturación de imágenes contemporánea —especialmente virulenta en el ámbito concreto de la difusión mediática de la arquitectura entendida como icono visual— puede producir en el alumno una amnesia que ahogue su sensibilidad a la hora de “afilar el lápiz” con su mirada, para ver y construir con ella un nuevo argumentario espacial.

A partir de mis intereses personales en torno a la fotografía y de mi particular experiencia investigadora en las relaciones entre arquitectura y fotografía, la comunicación que se propone presentará las experiencias docentes llevadas a cabo desde la Universidad de Zaragoza —en gran medida a contracorriente—, tanto dentro de la docencia en proyectos arquitectónicos que impartimos como, en un inmediato futuro, de forma reglada como asignatura trasversal independiente. Los modestos pero fructíferos resultados obtenidos hasta la fecha nos confirman el interés y la pertinencia de formular y demandar este espacio pedagógico que trasciende por supuesto a los aspectos técnicos de la imagen y subraya el interés que tienen los alumnos por canalizar docentemente el ordenamiento sensible y proactivo de la mirada.


Texto completo: PDF