Congresos de la Universitat Politècnica de València, I Congreso Internacional sobre Fotografia: Nuevas propuestas en Investigacion y Docencia de la Fotografia

Por defecto: 
Navegando en dualidad. La fotografía como el lugar de lo siniestro
Ana Isabel Cajiao Nieto

Última modificación: 22-10-2017

Resumen


Con una cámara frente a los ojos empieza actualmente la vida de la mayoría de individuos del mundo occidental. Desde antes de nacer, la vida de las personas es registrada en cada uno de sus pasos evolutivos. Cada instante de la existencia es transformado en una imagen fija y cada expresión del rostro es atrapada por la cámara fotográfica para ser conservada a través del tiempo. Mientras las formas de nuestro cuerpo varían y nuestro rostro se transforma, el lente fotográfico bloquea la posibilidad del cambio y reproduce situaciones de otra forma imposibles de recordar.

Explicar lo visto o describir lo experimentado por medio de las fotografías se ha convertido en un vicio del que ya no sabemos como liberarnos, y la realidad ha quedado supeditada al testimonio irrefutable de su representación. Fenómenos como las selfies y las redes sociales se han impuesto como los mecanismos por excelencia para valorar nuestra percepción.

Con la tecnología digital las posibilidades de la imagen se expanden hacia nuevos horizontes. Los límites, hasta ahora delineados por la realidad material, se desvanecen dejando en evidencia la supuesta neutralidad y veracidad adjudicada a la fotografía. Resulta entonces una ardua labor distinguir la realidad de la ficción y establecer con claridad los parámetros de referencia sobre los cuales construir nuestra identidad.

Dentro del vasto universo de preguntas que dicha situación desata, la presente comunicación tiene como objetivo indagar de qué manera esta ambivalencia, entre realidad y ficción, hace de la fotografía un ámbito ideal para la emergencia de dudas e inquietudes de difícil definición; sensaciones de incomodidad que despiertan en el espectador la manifestación de lo siniestro, según la definición freudiana (Das Unheimliche).

A partir de las principales teorías fotográficas y las aportaciones de pensadores como Didi-Huberman o Jean Clair, entre otros, se analizarán las series Immediate Family (1984 – 1994) y 20.12.53 – 10.08.04 (2004 – actualidad) de las artistas Sally Mann y Moira Ricci, respectivamente. Se indagará de qué manera la supuesta veracidad de la fotografía –así como su estrecho vínculo con la memoria– nos lleva hacia un encuentro directo con la muerte y el vacío que la acompaña y cómo, por medio de la representación de la infancia y la familia, hasta las imágenes aparentemente más inocuas son capaces de atravesar las barreras de protección del individuo dejando al descubierto sus más profundos temores.

Las nuevas posibilidades de relación, conocimiento e interacción con la realidad circunstante –tanto como con nosotros mismos y con los demás– desatadas por la tecnología digital y por Internet, así como la crisis de los valores característicos de la cultura burgués, nos llevan hacia una búsqueda indefinida de nuevos parámetros de comportamiento a partir de los cuales fijar nuestra propia identidad. La fotografía, adquiere entonces un rol protagónico dentro de esta ciega indagación imponiéndose como una vía de acceso privilegiada hacia las angustias, deseos e incertidumbres características del sujeto contemporáneo.

 

 


Texto completo: PDF