Congresos de la Universitat Politècnica de València, I Congreso Internacional sobre Fotografia: Nuevas propuestas en Investigacion y Docencia de la Fotografia

Por defecto: 
La fotografía de arquitectura como objeto de estudio. ¿Convención o supervivencia?
Mariela Apollonio

Última modificación: 13-11-2017

Resumen


No son pocos los expertos que afirman que la inseparable vinculación entre fotografía, arquitectura y medios de comunicación, tal y como la conocemos hasta nuestros días, surge con la aparición del movimiento moderno. Esta nueva forma de hacer arquitectura emerge en Europa después de la primera guerra mundial, se establece rápidamente en EEUU antes de la segunda guerra, y consigue dar a conocer sus principios por todo el mundo a través de los medios de comunicación. Los arquitectos comienzan a utilizar los medios como una herramienta para difundir los ideales del nuevo movimiento y sus posibles modos de vida, con el fin de llegar a un público más amplio y no necesariamente especializado. Los estudios de arquitectura empiezan, por primera vez, a tomar consciencia del gran potencial de la arquitectura en los medios y comienzan a diseñar sus edificios teniendo en cuenta su representación. Es decir, a pensarlos en términos de fotografías.

Una de las cuestiones  más importantes de este momento de confluencia entre fotografía, arquitectura y medios de comunicación es que surge una convención, una imagen a través de la cual la arquitectura deberá ser representada y expuesta para cobrar significado como medio de comunicación. Se instaura un modo de hacer, una disciplina de normas propias que llamaré la imagen mecanismo. Una imagen que existe dentro de un mundo de consensos y cumple una función. El círculo que conforma esta imagen mecanismo, pervive hasta nuestros días y está formado por el arquitecto, el fotógrafo y el medio especializado. Esto es, lo que entendemos hoy como fotografía de arquitectura

¿Qué imagen de arquitectura hemos heredado? ¿Cuáles son sus características? ¿Cómo se adapta esta imagen a la realidad tecnológica y social de nuestros días?

Existe una enorme necesidad desde la investigación crítica de analizar esta imagen mecanismo heredada en un nuevo contexto tecnológico y cultural, en el que la imagen de arquitectura convive con multitud de imágenes que carecen de referente y se desenvuelven de manera hiper acelerada en múltiples plataformas de muy fácil accesibilidad. La fotografía de arquitectura participa y se integra en un sistema de circulación y consumo de imágenes en el que los medios de comunicación dominan sobre los proyectos, los arquitectos y sobre la manera de enseñarlos o fotografiarlos. El fotógrafo de arquitectura se ha convertido en un productor de imágenes publicitarias que ahonda en la fotogenia del edificio y no necesariamente en su complejidad o significado. La fotografía de arquitectura, siguiendo los pasos del rendering, ha generado un mundo de simulaciones propias. Se ha convertido en otra arquitectura con la que la arquitectura de los fenómenos y la materialidad no puede competir.

Es imprescindible que desde la investigación se abran nuevos cauces de pensamiento que puedan plantear una fotografía de arquitectura más allá de este sistema heredado y se reconozcan cuáles son las características de su propia especificidad. La fotografía de arquitectura debe sufrir un proceso autoreflexivo si quiere ser algo más que una simulación o un medio utilitarista.

¿Es posible pensar en una fotografía de arquitectura que genere nuevas formas de relato? ¿Cuáles serían las características de esta imagen? ¿Qué propósitos debería perseguir la imagen de arquitectura?

Estos son los retos actuales que deben analizarse desde la profesión, la investigación y la crítica de la arquitectura y su imagen.


Texto completo: PDF