Congresos de la Universitat Politècnica de València, XXXIII Congreso Nacional de Riegos

Por defecto: 
RECARGA GESTIONADA DE ACUÍFEROS: MULTIFUNCIONALIDAD EN LA ZONA REGABLE DE SANTIUSTE
E. Fernández Escalante, F.B. González Herrarte, J. San Sebastián Sauto

Última modificación: 10-06-2015

Resumen


1) Introducción: Objetivo del trabajo

El acuífero de "Los Arenales" es un inmenso almacén arenoso de agua subterránea de más de 7.500 km2 ubicado en Castilla y León. Desde mediados del XX, la expansión del regadío ha conducido a una disminución del nivel de agua subterránea en más de 20 metros. Este acuífero de arena eólica resulta muy vulnerable a la sequía. Por ello, el MAGRAMA impulsó la instalación de sistemas de Recarga Gestionada del Acuífero en tres zonas piloto, entre ellas Santiuste. Proyecto, obras, seguimiento y posterior vigilancia fueron confiados al Grupo Tragsa.

La finalidad del estudio es mostrar las múltiples capacidades de un sistema originalmente ideado para regadío y cómo valorar sus funciones y efectos técnicos, ambientales, económicos y sociales.

2) Usos del sistema de Recarga Gestionada de Santiuste

A) RECARGA Y DISTRIBUCIÓN PARA RIEGO

  • Toma del río: El agua del río Voltoya es desviada por flujo gravitacional por 9 km de tuberías enterradas al dispositivo de cabecera siempre que se cumpla el caudal ecológico. La presa tiene un diseño específico con filtros y estructuras de desvío y decantación y sistemas anti-entrada de peces.
  • Balsas de decantación e infiltración: La cabecera consta de una balsa de 1,4 ha tras un contador de flujo, un sistema de filtrado y algunos pozos de gran diámetro en el extremo sur del acuífero. Se instaló otra balsa extra al norte a cargo del proyecto MARSOL y la Comunidad de Regantes para recargar un área para riego en un futuro próximo. Se incluyeron diversos filtros para vigilar la calidad del agua y los procesos de colmatación.
  • Canal de infiltración: 2 “caces” en tierra circulan paralelos e interconectados de sur a norte con una longitud final de 27 km como sistema principal de recarga y distribución.

B) DEPURACIÓN DE AGUAS:

  • Biofiltro en canal: La EDAR vierte el agua tratada en 4 balsas de lagunaje en el “caz” Este, que conserva su vegetación natural en este tramo, trabajando como un biofiltro, hasta llegar a un aliviadero, para casos de inundaciones o precipitaciones extremas.
  • Filtración en Ribera: En el norte de la cuenca hay un sistema inverso de filtración a través de la ribera. El agua se recoge del Eresma por un pozo Ranney usando su orilla como filtro y es transportada a una potabilizadora que abastece a 7 pueblos.

C) DEPURACIÓN, FILTRACIÓN Y RESTAURACIÓN AMBIENTAL:

  • Humedales Artificiales: La presencia de un nivel freático superficial permitió la construcción de dos humedales tras el canal biofiltrante, cuya evolución biológica ayuda a finalizar el proceso de depuración del agua de la EDAR y su infiltración paulatina. Importante refugio faunístico.

D) RESTAURACIÓN AMBIENTAL:

  • Restauración de humedal: La laguna de la Iglesia es un saladar rehabilitado por medio de una solución específica. La salinidad se logra mediante la interacción entre el flujo superficial del agua de recarga y los sedimentos salinos de la cuenca ribereña, lo que permite la pervivencia de una colonia de bacterias endémicas y un refugio de avifauna.

3) Conclusiones

El sistema pionero del acuífero de Santiuste riega unas 2100 hectáreas, una superficie creciente. Los volúmenes anuales recargados entre 2002 y 2012 variaron entre 0,5 y 12,2 hm3. Desde 2005 se complementaron con otro medio hm3 anual de la EDAR.

Se han calculado indicadores de recarga lineal y superficial, eficiencia económica y funcionalidad por campañas.

Los dispositivos implementados cumplen simultáneamente diversos papeles: recarga subterránea de fuente superficiales en temporada de aguas altas, distribución de recursos por una zona regable alimentada por pozos, ahorro en bombeo por subida de piezometría, mejora de calidad del agua, biodepuración pasiva, gestión de vertidos y avenidas, fomento de biodiversidad, protección de endemismos… y además cuenta con el importante apoyo y cooperación de la sociedad rural que se beneficia del sistema.

DOI:http://dx.doi.org/10.4995/CNRiegos.2015.1445

 


Texto completo: PDF