Congresos de la Universitat Politècnica de València, XXXIII Congreso Nacional de Riegos

Por defecto: 
EL RIEGO DE PRECISIÓN EN EL CULTIVO DE FRESA EN LA PROVINCIA DE HUELVA
M. Martín Arroyo, I. Fernandez García, R. Gonzalez Perea, J. García Morillo, J. Rodríguez Díaz, E. Camacho Poyato, P. Montesinos Barrios

Última modificación: 10-06-2015

Resumen


1.- Introducción. Objetivo del trabajo

España es el principal productor de fresa (Fragaria x ananassa) fresca de Europa y el segundo del mundo, detrás de Estados Unidos, con una producción cercana a las 300000 t/año. De esta producción, el 95% se sitúa en la provincia de Huelva, que se ha convertido en la mayor concentración productora de fresas del mundo.

Por una parte, el cultivo de fresa es el cultivo con mayor repercusión económica y social en la zona, y por otra parte, la zona donde se desarrolla el cultivo, el entorno del Parque Nacional de Doñana, es una de las zonas de mayor sensibilidad ambiental de Europa, siendo el agua el elemento que vincula los ecosistemas (marismas, lagunas) y de la economía (fresas, arrozales). La relación del agua con el territorio genera importantes tensiones y problemas ambientales, especialmente en épocas de escasez del recurso, y cualquier actividad que se desarrolle en este entorno debe ser respetuosa con el mismo, ser viable económicamente y tener un impacto social positivo.

El manejo del riego ha sido tradicionalmente un aspecto del cultivo de la fresa que ha estado en manos del propio agricultor, con escasa participación de los técnicos y empresas de asesoramiento técnico, que se centran en otras facetas del cultivo (fertilización, plagas y enfermedades, abonado, etc…).

Para mejorar el manejo del riego, es necesario conocer tanto los requerimientos de agua del cultivo, como el movimiento del agua a través del lomo, muy condicionado por el alto contenido de arena de los suelos dedicados a fresa, normalmente superior al 85%.

El objetivo del presente trabajo es la implantación de un riego de precisión que aplique el agua de forma uniforme en toda la parcela, mediante pulsos de riego de duración variable a lo largo de la campaña, de modo que el agua se mantenga en los primeros 30 cm del suelo, evitando la percolación. El tiempo de riego se determinada a partir de variables medibles, reduciéndose así la incertidumbre sobre la cantidad de agua aplicada.

2.- Metodología

Una vez evaluada la importancia de disponer de un sistema de riego de precisión en el cultivo de la fresa, la metodología propuesta se ha aplicado en un sector de riego de una finca comercial.

La implantación del sistema de riego de precisión se ha llevado a cabo en la campaña 2013/2014 en una finca comercial de la zona Almonte-El Rocío, provincia de Huelva, en la variedad cultivada Splendor. Se ensayaron cinco emisores de riego diferentes, cada uno instalado en un macrotúnel independiente, cuyo comportamiento se comparó con el del agricultor. Cada macrotúnel se manejó como un sector de riego independiente de 255 m2, controlado por una electroválvula en cabecera donde se reciben las órdenes del programador de riego. Además cada sector dispone de un contador inteligente, que almacena en su memoria cuándo y cuánta agua se consume en cada evento de riego. La dosis de agua aplicada se basa en una programación óptima de riego, basada en el cálculo de las necesidades teóricas del cultivo, el análisis hidráulico del sector y el movimiento del agua en el suelo. Para el cálculo de las necesidades teóricas del cultivo se ha instalado una estación agroclimática en la parcela de ensayos, y para monitorizar el movimiento del agua en el suelo se han instalado 3 equipo de monitorización de humedad en el suelo, formado cada uno de ellos por 3 sondas de humedad capacitivas (FDR), instaladas a tres profundidades (12, 25 y 40 cm), y conectadas a un datalogger que registra los datos cada 15 minutos en 3 macrotúneles (macrotúnel testigo, 2 y 4).

Un aspecto fundamental al abordar el ensayo, es que el menor uso del agua de riego en ningún caso debe conllevar una pérdida de rentabilidad, por eso, además de medir cuando y cuánta agua se consume en cada uno de los 6 macrotúneles del ensayo, se registra la producción y calidad de la fruta obtenida en cada uno de ellos. La monitorización tanto del consumo de agua como de la producción ha permitido realizar un análisis económico. Además, se ha realizado el seguimiento de la fertilización aplicada, con el objetivo de calcular las unidades de fertilizante (UF) utilizadas y asegurar que no hay problemas por exceso o defecto de fertilizantes.

3.- Conclusiones

Las circunstancias productivas y de mercado de la fresa requieren un uso eficiente del agua, de tal manera que su futuro pasa en buena parte por la implantación de sistemas de riego de precisión en las fincas de cultivo, que permitan la utilización más eficiente de recursos como el agua, energía o fertilizante, de manera que se puedan obtener las mismas producciones o incluso aumentarlas utilizando menos recursos productivos, mejorando de esta forma la rentabilidad de las explotaciones y minimizando el impacto ambiental de esta actividad al disminuir la aportación de elementos contaminantes al acuífero subyacente.

Un manejo preciso del riego determina el momento, la frecuencia y el tiempo de riego adecuados según las características del cultivo, red de riego, clima y suelo. La implantación de sistemas de riego de precisión es fundamental para garantizar un uso sostenible del agua.

DOI:http://dx.doi.org/10.4995/CNRiegos.2015.1462

 


Texto completo: PDF