Congresos de la Universitat Politècnica de València, XXXIII Congreso Nacional de Riegos

Por defecto: 
DISTRIBUCIÓN DE AGUA DE RIEGO LIMITADA MEDIANTE ESTRATEGIAS DE RIEGO DEFICITARIO CONTROLADO OPTIMIZADO Y AÑO METEOROLÓGICO TÍPICO EN CEBOLLA
K.N. Leite, José Jesús Pardo, A. Martínez-Romero, J.M. Tarjuelo, A. Domínguez

Última modificación: 27-05-2015

Resumen


1- Introducción y Objetivos

En este trabajo se ha desarrollado una metodología capaz de establecer estrategias de riego deficitario optimizado que maximiza el rendimiento de los cultivos cuando el volumen de agua de riego está limitado y es inferior a las necesidades hídricas del año medio, mediante una distribución optimizada del agua de riego por etapas del cultivo. Para ello se han combinado dos metodologías, el año meteorológico típico (TMY) y el riego deficitario optimizado por etapas (ORDI), ambas implementadas en el modelo MOPECO (modelo de optimización económica del agua de riego). Esta metodología se ha validado simulando el comportamiento de un cultivo de cebolla.

2- Descripción del tema y del proceso de ejecución del trabajo

Se han generado tres tipos de TMY (seco, intermedio y húmedo) en función del índice de déficit de precipitación (PD), utilizando los datos diarios de la estación climática “Los Llanos” (Albacete) para la serie 1951-2004.

La optimización del riego deficitario por etapas (ORDI) se ha realizado mediante optimización no lineal, donde los datos de partida son: disponibilidad de agua de riego, rendimiento potencial de la cebolla en la zona (Ym), evapotranspiración potencial (ETm) acumulada teórica en cada una de las 4 etapas de diferente sensibilidad al déficit (Ky) consideradas (establecimiento (i’), desarrollo vegetativo (i’’), bulberización (ii), y maduración (iii)), los valores de Ky de cada etapa, y la precipitación efectiva de cada etapa de Ky (Pe). El objetivo es maximizar el rendimiento a partir de la ecuación propuesta por Stewart et al. (1977), que es la que utiliza MOPECO. En el caso de la cebolla son necesarias 4 optimizaciones:

  1. 1ª Optimización: En base a los datos climáticos de los meses previos a la siembra, se caracteriza el año en curso en TMY seco, intermedio o húmedo. Aplicando la metodología ORDI, se establecen las relaciones ETa/ETm objetivo para cada etapa Ky del ciclo así como las necesidades de riego teóricas para el TMY de referencia.
  2. 2ª Optimización: Bajo las condiciones climáticas del año real, la cantidad de agua de riego realmente utilizada para lograr la ETa/ETm objetivo de la 1ª Optimización en la primera etapa será diferente a la teórica, así como la ETm y la Pe acumuladas. En consecuencia, es necesario realizar una nueva optimización que determine las relaciones ETa/ETm objetivo para el resto de etapas teniendo en cuenta la nueva disponibilidad de agua de riego. Además, se analiza si el año continúa siendo seco, húmedo o intermedio. En esta 2ª Optimización se reserva cierta cantidad de agua para la última etapa.
  3. 3ª y 4ª Optimización: Se repite el paso 2 para las etapas de Ky 3 y 4.

Con los datos climáticos de los años 2005 a 2012 se ha calculado la distribución óptima teórica media por etapas para 3 dotaciones de agua disponibles (0.9In, 0.8In, y 0.7In, siendo In la dotación de referencia para un año medio).

Las relaciones ETa/ETm previstas han coincido con las reales en la mayoría de casos, aunque en los años más secos (2007, 2009 y 2010) ha faltado agua en la última etapa (Fig. 1). Los rendimientos estimados al finalizar el año han variado un ±5% con respecto a los previstos al inicio de la campaña. En los escenarios más desfavorables (2005, 2009 y 2012) han sido hasta un 10-15% inferiores (Fig. 2).

Fig. 1. Relación entre el riego real y el previsto para tres niveles de agua total disponible  (a: 0.9In, b: 0.8In, c: 0.7In, siendo In: 743.3 mm). *

Fig. 2. Relación entre el rendimiento real y el previsto para los tres niveles de agua total disponible (0.9In, 0.8In y 0.7In).*

3- Conclusiones

La metodología desarrollada ha permitido gestionar adecuadamente un volumen limitado de agua de riego a lo largo de todo el ciclo de un cultivo de cebolla, logrando garantizar un elevado rendimiento pese a desconocer la evolución climática de la campaña deriegos.

*Para ver figuras abrir resumen completo

DOI:http://dx.doi.org/10.4995/CNRiegos.2015.1500

 


Texto completo: PDF