Congresos de la Universitat Politècnica de València, XXXIII Congreso Nacional de Riegos

Por defecto: 
APLICACIÓN DE DIFERENTES SOLUCIONES NUTRITIVAS Y DOSIS DE RIEGO EN CULTIVO PROTEGIDO DE Physalis peruviana L.
J.F Torres, N. Pascual Seva, A. San Bautista, S. López Galarza, B. Pascual, J. Alagarda, J.V. Maroto

Última modificación: 27-05-2015

Resumen


1) Introducción. Objetivo del trabajo.

Siguiendo la línea de trabajo dirigida a complementar y diversificar la Horticultura Valenciana, se ha llevado a cabo el estudio agronómico de la adaptación de Physalis peruviana L. a condiciones de cultivo bajo invernadero en la zona mediterránea.

En la actualidad uno de los factores más restrictivos en la producción hortícola es la disponibilidad de agua de riego, por ese motivo, resulta de gran importancia conocer cuáles son las necesidades del cultivo, y cómo afecta a la producción y calidad de los frutos, la utilización de diferentes dosis de riego.

En lo que respecta a la fertilización, el nitrógeno es un elemento fundamental para asegurar un adecuado desarrollo de cualquier cultivo hortícola, si bien un abonado excesivo puede producir un desarrollo vegetativo exuberante que actúe en detrimento de la producción, e inducir una mayor susceptibilidad a distintas fisiopatías.

El “cracking” o rajado de los frutos es una fisiopatía que se manifiesta en forma de grietas longitudinales en la superficie de los frutos. En el cultivo de Physalis, es uno de los factores que más condicionan la producción en todas las zonas de cultivo, llegándose a porcentajes de frutos afectados de entre el 30 y el 50 %.

El objetivo del presente experimento es evaluar la respuesta de las plantas de Physalis a la aplicación de diferentes dosis de riego y soluciones nutritivas, tanto en términos productivos (cantidad producida y calidad de la cosecha) como de desarrollo vegetativo.

2) Descripción del tema y del proceso de ejecución del trabajo

El semillero se realizó el 4 de febrero de 2013. La plantación definitiva en los invernaderos tipo Venlo de la Universitat Politècnica de València se produjo el 11 de abril de 2013, en macetas de 35 cm de Ø (25 L), rellenas de perlita (1 planta por contenedor).

La aportación de nutrientes se hizo a través de fertirrigación, con un sistema de riego localizado (1 gotero de 2 L·h-1 por planta para la dosis de riego D1, y 2 goteros de 2 L·h-1 para la dosis D2).

Se eligió un diseño de bloques al azar con 2 dosis de riego (D1 y D2) y 3 soluciones nutritivas (S1, S2 y S3) (Tabla 1) y 3 U.R. (unidades de repetición) de 5 plantas cada una; para un total de 18 U.R. y 90 plantas.

Las dosis de riego empleadas fueron:

-       D1 (dosis baja): 50% ETo

-       D2 (dosis media): 100% ETo

Mensualmente, se tomaron medidas de la altura de la planta y del diámetro del tallo. Al final del cultivo se tomó el peso fresco y seco de la parte aérea.

Los frutos se clasificaron en comerciales (sin “cracking”), cc (“cracking” concéntrico), cl (“cracking” longitudinal) y cc+cl (presentan simultáneamente ambos tipos)

Los análisis cualitativos consistieron en medidas de firmeza (penetrómetro) con aguja de 3 mm, ºBrix (refractómetro) y acidez (AT) (valoración con NaOH 0.1N).

El inicio de la recolección se produjo el día 11 de julio de 2013 extendiéndose hasta el 10 de febrero de 2014, con pases semanales.

3)  Conclusiones

Con la dosis de riego D1, la producción total aumentó al incrementarse el contenido de nitratos de las soluciones nutritivas, ajustándose a una recta (p<0.05). Por su parte, las producciones asociadas a la dosis D2, se ajustaron a una polinómica de orden 2 (p<0.01), obteniéndose la mayor cosecha con la solución S2 (Fig. 1).

Las soluciones nutritivas y dosis de riego empleadas no ejercieron una influencia e.s.  en la aparición de rajado en los frutos. De entre los frutos afectados por “cracking”, los más abundantes fueron los que presentaron simultáneamente “cracking” concéntrico y longitudinal (Tabla 2).

Las soluciones nutritivas y las dosis de riego no tuvieron una influencia e.s. en las características cualitativas de los frutos (Tabla 3).

Las soluciones S2 y S3 y la dosis D2 dieron las plantas con un mayor peso seco de la parte aérea y una mayor altura (Tabla 4) (p<0.05).

Las mayores eficiencias de riego se consiguieron con las soluciones S2 y S3 y con la dosis de riego más baja (D1)(Tabla 4) (p<0.05).

*Para ver tablas y figuras consultar resumen completo

DOI:http://dx.doi.org/10.4995/CNRiegos.2015.1501


Texto completo: PDF