Congresos de la Universitat Politècnica de València, Ilustrafic 2015

Por defecto: 
EL MEDIO ES EL MENSAJE. GÉNESIS Y DESARROLLO DE LA IMAGEN SOBRE LA PLANCHA DE METAL
Alejandro Rodríguez León

Última modificación: 14-10-2015

Resumen


Es relevante comprobar cómo en los últimos años, el grabado ha cobrado un renovado interés entre los artistas. Máxime cuando nos encontramos inmersos en una época de experiencias fugaces y de resultados efímeros, los cuales nos conducen a centrarnos en la productividad, la competitividad y en una obsesionada búsqueda por lo nuevo, aunque ello conlleve cada vez más a darle inusitado valor a la apariencia.  Estamos en una era en que impera lo visual sobre cualquier otro sentido. Esto se refuerza gracias a la tecnológica que inunda con su discurso ‘progresista’ todos los ámbitos de la vida.  Desde este contexto tan cotidiano la imagen nace, se desarrolla y gestiona desde un ordenador, prácticamente sin intervención física de la mano en su creación. En contraposición, el proceso de realización de una estampa requiere de una serie de procesos rigurosos que se extienden en el tiempo sin ninguna restricción. Actitudes restrictivas que fomentamos a diario como la prisa o la impaciencia no caben en este ámbito de trabajo manual. Otra característica del grabado es la constante manipulación de materiales y herramientas vinculadas irremediablemente a la transformación física de los soportes rígidos que a su vez conlleva a la conversión paulatina de la imagen. Este hecho nos conduce a una situación inusual; desapegarnos de un resultado esperado para centrarnos en la conversión de la evolución gráfica de la imagen.  Aspecto que se diferencia por sí mismo del trazado sobre un papel o del dibujo en la pantalla. Las características de la plancha, por el contrario, nos ayudan a tener plena conciencia del proceso, de lo que está sucediendo en cada momento cuando logramos dialogar con las condiciones y circunstancias que nos presentan en el devenir constante del proceso de una imagen. Esta situación, aparentemente irrelevante y sin significado, condiciona el desarrollo de la estampa a un transcurso que puede resultar impredecible. No obstante, más que un obstáculo, se brinda como la oportunidad de poder enfrentarse a las vicisitudes, y también a los errores de manera divergente. El trabajo con las manos siempre ha sido reconfortante; posiblemente se deba a que su práctica nos acerca súbitamente a una condición esencial humana; la del conocimiento a través de los sentidos. En cualquier caso, tenemos la ventaja de poder registrar por medio de la impresión, cada uno de nuestros pasos, de nuestras huellas por ese camino inédito como evidencia fielmente nuestros titubeos y también nuestros aciertos, para reivindicar finalmente que el afloramiento de nuestra más profunda conciencia es lo más cercano a la libertad creadora.

http://dx.doi.org/10.4995/ILUSTRAFIC/ILUSTRAFIC2015/456


Palabras clave


Grabado, dibujo, proceso, inteligencia de la mano, fluir.

Texto completo: PDF